Hace unos días, nos fue remitido el oficio 53171 del expediente CNDH/6/2017/4895/Q de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el cual, se da respuesta a una

serie de denuncias que presentamos ante ellos. En seguida, resaltaremos la parte que nos parece sustancial.

La CNDH en la página 14 del oficio mencionado, dice: “El 21 de marzo de 2018, visitadores adjuntos de esta CNDH… tomaron las coordenadas de una serie de puntos correspondientes al recorrido realizado, partiendo del punto inicial del “Túnel 2”. En relación con las áreas protegidas, del análisis del polígono del ANP “Francisco Zarco” estableciendo acorde a las coordenadas enlistadas en el Decreto por el que se declara como ANP, indican que el proyecto incide dentro de dicha área, entre los cadenamientos 4+202 y 4+216, previo a la salida del “Túnel 2”.

En sus conclusiones la CNDH afirma: “Derivado de lo anterior, y debido a que durante la investigación de los hechos esta Comisión Nacional de los Derechos Humanos advirtió la existencia de posibles irregularidades administrativas cometidas por servidores públicos adscritos al Gobierno del Estado de Michoacán, así como de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se remitirá copia certificada de las constancias que integran el presente expediente a la Secretaría de Contraloría del Gobierno del Estado de Michoacán y al Órgano Interno de Control en la SEMARNAT, a efecto de que Inicien los procedimientos administrativos de responsabilidades por la inobservancia de la normatividad aplicable”.                                           .                                                                                                     

Les informamos que hemos remitido el presente dictamen a la Contraloría y actuaremos hasta las últimas consecuencias para que se sancione a los responsables.

La invasión de polígono protegido demostrado por la CNDH, se suma a la serie de irregularidades que hemos denunciado y confirma la ilegalidad del Ramal Camelinas.

Hoy se discute a quién se entregará el Ramal Camelinas, todos se pasan la bolita. El Presidente Municipal, declaró ayer, que ellos la recibirán cuando se subsanen sus observaciones. 

Hoy le preguntamos al presidente municipal Raúl Morón: ¿Se puede recibir una obra ilegal? ¿Se puede recibir una obra cuya seguridad no está demostrada, ya que nadie conoce el estudio de la UMSNH que según la SCT, es el que le da viabilidad a su obra? ¿Se puede recibir una obra que de acuerdo al estudio de la UNAM se construyó en una zona de alto riesgo? ¿Se puede recibir una obra que dañó viviendas y escuelas y acabó con la tranquilidad de nuestras familias?¿ Se puede recibir una obra que no cuenta con dictamen de Protección Civil y que viola el Atlas de Riesgos de Morelia? ¿Se puede recibir una obra que no cuenta con derecho de vía? ¿Se puede recibir una obra que era un libramiento y terminó en una calle mintiendo a los contribuyentes para que la SCT la pudiera construir? ¿Se puede recibir una obra que ya está parchada por sus cuarteaduras antes de ser inaugurada? ¿Se puede recibir una obra que la Auditoria Superior de la Federación y la CNDH afirman que incumplen la ley? ¿Se puede confiar en la constructora del Paso Exprés? ¿Se puede confiar en las obras del gobierno de Peña Nieto que ustedes afirmaron era un gobierno corrupto?

Nuestra respuesta es no. Si su respuesta es si, se convertirá en cómplice de cualquier tragedia que suceda en la loma de Santa María.

Finalmente le decimos al Presidente Municipal que los riesgos de una ladera inestable que fue dinamitada y modificada, no se solucionan con una pared o una malla. Eso lo deberían saber sus asesores. Tampoco las inconformidades se limitan a drenajes tapados y las cuarteaduras en las casas, nuestra indignación es que al parecer en Morelia seguirá campeando la ilegalidad con el argumento que el acto está ejecutado. 

Como MCDL nos solidarizamos con las familias de Peribán, esta tragedia es el segundo llamado por no hacer nada en las zonas de riesgo, tanto en el Quinceo como en Peribán, hay coincidencias fruto de la omisión gubernamental. En ambos lugares existieron modificaciones del entorno natural y el no cumplimiento de la Ley General de Protección Civil, al no contar con un Atlas de Riesgos, o no haberse actualizado, dicha ley en su  Artículo 84, establece:  “Se consideran como delito grave la construcción, edificación, realización de obras de infraestructura y los asentamientos humanos que se lleven a cabo en una zona determinada sin elaborar un análisis de riesgos”. Artículo 86. “Los Atlas de Riesgos deberán ser tomados en consideración por las autoridades competentes, para la autorización o no de cualquier tipo de construcciones, obras de infraestructura o asentamientos humanos”.

El Ramal Camelinas se construyó en una zona de riesgos, sin elaborar un análisis de riesgos y sin tomar en cuenta el Atlas de Riesgos. No queremos vivir la tragedia de Peribán, hacemos responsables a los tres niveles de gobierno de cualquier cosa que suceda.

Morelia, Mich. a  de 27 Septiembre de 2018

¡No a los riesgos, por la legalidad y el fin de la corrupción! ¡Salvemos la Loma!

Movimiento Ciudadano en Defensa de la Loma de Santa María

 ANEXOS

Aún no se inaugura el "Ramal Camelinas" y los túneles presentan cuarteaduras.

 

 

Comunicaciones entregadas al Profesor Raúl Morón Orozco, Presidente Municipal de Morelia.

 

 

Extractos del oficio de la CNDH

 

Municipios de Michoacán que cuenta con Atlas de Riesgo.